Simon Bolivar fue introducido en la masoneria pero despues se opuso a ellos | Illuminati Nuevo Orden Mundial - CONTENIDO CONSPIRATORIO

Breaking

About

jueves, 14 de junio de 2018

Simon Bolivar fue introducido en la masoneria pero despues se opuso a ellos | Illuminati Nuevo Orden Mundial




Siempre me preguntaba como Simon Bolivar siendo de la masoneria se alejo de todos ellos y viajo y vivio sus ultimos años apartados de todos con los cuales empezo, incluso dejar todo su dinero y fortuna... Todos sabemos que Simón Bolívar formaba parte de la Masonería, pero lo que no sabíamos todos era que la abandono. Entró en la francmasonería protegido por Francisco de Miranda En Londres En el Área de las Promesas; pero la realidad es que a pesar de haber pertenecido en la masonería, ya para 1828 tenía una opinión muy bien formada y, no dudó en condenar a la masonería, como lo expresó contundentemente en su carta al general Santander:
"Pero usted tiene la culpa, porque no los ha sabido tratar por las majaderías de masones ,y por los ataques a sus principios por parte de los amigos de usted mismo. Conmigo siempre están bien porque los lisonjeo, y los sujeto en los límites que me parecen justos. Malditos sean los masones y los tales filósofos charlatanes."
           Potosí 21 de Octubre de 1828.


El 7 de enero de 1806 Bolívar hace su juramento ante los iniciadores de la masonería, términos filosóficos que sugiere “Arquitecto de una Moral Universal y Constructor del Templo Espiritual Invisible”:

“Juro por Dios y por San Juan, por la Escuadra y el Compás, someterme al juicio de todos, trabajar al servicio de mi Maestro en la honorable Logia, del lunes por la mañana al sábado, y guardar las llaves, bajo la pena de que me sea arrancada la lengua a través del mentón, y de ser enterrado bajo las olas, allá donde ningún hombre lo sabrá”


La experiencia masónica de Bolívar en París, está confirmada por documentos fidedignos certificados por la paleógrafa Dolores de Sotillo de la A.N.H., documentos citados en varios de nuestros trabajos, pero también confirmamos que la opinión del Libertador, a través de su correspondencia no es muy favorable con respecto a los masones grancolombianos, esta circunstancia fue también argumento del sacerdote e historiador Nicolás Navarro durante sus polémicas contra los masones, incapaces de encontrar evidencias de la vida masónica de Bolívar en Venezuela. Como bien lo afirmó Don Manuel Pérez Vila, la vida masónica del Libertador se limitó a su experiencia de París. Desde entonces no se ha podido probar lo contrario, aunque se ha afirmado que fundó la Logia Protectora de las Virtudes N 1 en Barcelona de Venezuela, pero sin soporte documental. En trabajo presentado en la Escuela de Historia de la U.C.V, mostré también cómo las afirmaciones de Buenaventura Briceño Belisario relativas a que Bolívar había sido iniciado en Cádiz se caían por el peso de los Landmarks. Como ya hemos señalado, Bolívar no había cumplido la edad mínima para entrar a la Masonería regular cuando visitó España. Las contradicciones presentes en el texto de su discurso, y el mismo documento que certificó su grado de compañero en París colocaron las premisas a favor de la idea de que los masones habían especulado demasiado acerca del Bolívar masón.


Quieres obtener ingresos trabajando en internet? Haz click en Adf.ly

Pronto estuvo la institución masónica a albergar a hombres de corazón malvado, que utilizaron la institución para proyectar sus ideales macabros, logrando conquistar a muchos de sus integrantes, quienes se embarcaron en una ventura suicida de asesinar al Libertador y denigrar de su obra libertadora, hasta convertirse en los más acérrimos enemigos de la revolución bolivariana.

Su compatriota, Antonio José de Sucre, que también era masón al igual que Santander y muchos otros colaboradores del Gobierno, advierte a Bolívar sobre la conspiración que se estaba gestando entre algunos hermanos de la Logia… En respuesta, el 21 de octubre de 1825, el Libertador le dirige comunicación al General Santander, tildando de, malditos y charlatanes a los conspiradores de la Francmasonería Bogotana:

“Malditos sean los masones y los tales filósofos charlatanes. Estos han de reunir los dos bellos partidos de cuervos blancos, con cuervos negros: al primero por quererlo humillar, y al segundo por quererlo ensalzar. Por los filósofos, masones y cuervos, no he de ir a Colombia. Por acá no hay nada de esto, y los que haya, serán tratados como es justo. Soy de usted de corazón. Bolívar”
El Libertador, con esa sutileza diplomática características de un insigne estadista, en esa carta insultaba indirectamente a Santander, que como bien sabía Bolívar, era uno de los artífices de los grupos masónicos disidentes que financiaban la contra revolución.

Bolívar no estaba equivocado… algunos integrantes de la Logia de Bogotá, que ostentaban las mayores fortunas, con Santander a la cabeza de la conspiración, planificaban asesinarlo, como efectivamente lo intentaron, cuando 37 asesinos irrumpen el Palacio de Gobierno el 25 de septiembre de 1828, donde milagrosamente Bolívar salva su vida, gracias a la intervención oportuna de su compañera Manuela Sáenz y la valentía de sus edecanes.

Bolívar se convirtió en enemigo acérrimo de la masonería y la prohibió por decreto, el 8 de Noviembre de 1828, al comprobar que era una sociedad conspiradora al servicio de intereses ocultos: "Habiendo acreditado la experiencia, tanto en Colombia como en otras naciones, que las sociedades secretas sirven especialmente para preparar los trastornos públicos turbando la tranquilidad pública y el orden establecido; que ocultando ellas todas sus operaciones con el velo del misterio, hacen presumir fundadamente que no son buenas, ni útiles a la sociedad". 

Veamos su decreto: 

Cita: 

Simón Bolívar, Libertador, Presidente, de la Gran Colombia. Habiendo acreditado la experiencia, tanto en Colombia como en otras naciones, que las sociedades secretas sirven especialmente para preparar los trastornos públicos turbando la tranquilidad pública y el orden establecido; que ocultando ellas todas sus operaciones con el velo del misterio, hacen presumir fundadamente que no son buenas, ni útiles a la sociedad, y por lo mismo excitan sospechas y alarman a todos aquellos que ignoran los objetos de que se ocupan; oído el dictamen del Consejo de Ministros, 

Decreto: 

Artículo 1º: Se prohíben en Colombia todas las sociedades o confraternidades secretas, sea cual fuere la denominación de cada una. 

Artículo 2°: Los Gobernadores de las Provincias, por sí y por medio de los Jefes de Policía de los Cantones, disolverán e impedirán las reuniones de las sociedades secretas, averiguando cuidadosamente si existen algunas en sus respectivas provincias. 

Artículo 3°: Cualquiera que diere o arrendare su casa o local para una sociedad secreta incurrirá en la multa de 200 pesos, y cada uno de los que concurran, en la de 100 pesos por la primera y segunda vez; por la tercera y demás será doble la multa; los que no pudieren satisfacer la multa sufrirán por la primera y segunda vez dos meses de prisión, y por la tercera y demás será doble la pena. 

Parágrafo 1°: Los Gobernadores y Jefes de Policía aplicarán la pena a los contraventores haciéndolo breve y sumariamente, sin que ninguno pueda alegar fuero Cero en contrario.

  
Quieres obtener ingresos trabajando en internet? Haz click en Adf.ly




Parágrafo 2°: Las multas se destinan para gastos de policía, bajo la Dirección de los Gobernadores de las Provincias. 

El Ministro Secretario de Estado del Despacho del Interior queda encargado de la ejecución de este decreto. 

Dado en Bogotá a 8 de noviembre de 1828.
Simón Bolívar.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Entradas populares

Buscar este blog